Los accidentes cardiovasculares análogos se han visto juzgados y ha sido algo polémico de resolver. Entran dentro de las cláusulas que amparan el fallecimiento o la invalidez por accidente, siempre y cuando la contratación de la póliza incluya la muerte, la invalidez y la supervivencia por accidente.

Sin embargo, ante tal situación la aseguradora responderá luego de una investigación que indique el motivo por el cual el asegurado ha debido sufrir una accidente de paro miocardio, ya que no resulta válido para todos los casos y todas las situaciones posibles. Según las investigaciones entonces se establecerá si entra o no como accidente según la póliza de cada entidad aseguradora.

Se considerará que es un accidente cuando el paro miocardio (o infarto) se vea provocado por alguna situación estresante referida a lo laboral, algún esfuerzo puntual en algún movimiento, un sobrecarga de actividad o de trabajo por un tiempo determinado, o ante un gran susto (lo que por ejemplo puede implicar ante un robo o hurto).

De caso contrario, en caso que el infarto no haya sido provocado por alguna de estas situaciones entonces la aseguradora se verá en lugar de rechazar el percebimiento del capital asegurado a sus beneficiarios. De igual manera es algo que siempre podrá estipularse y documentarse en alguna cláusula del contrato.

Incluso la aseguradora podrá optar por cubrir o no cubrir como accidente el inoportunito de un paro miocardio, incluso quizás se establezcan indemnizaciones individuales y específicas para este tipo de situaciones, la cual diferirá de las otras indemnizaciones.

parocardiacoyelifartoalmiocardio2